Sueños vívidos y sus consecuencias

El post iba a llamarse menuda semanita segunda parte, pero he preferido poner un título más explicativo. Mi padre está pasando una racha de sueños vívidos a lo bestia. Con todo lo que eso implica.

Pero primero lo primero. Qué son los sueños vívidos? Pues en lenguaje que entienda todo el mundo, son sueños normales y corrientes (buenos, pesadillas, lo que sea) pero que al soñador en cuestión le parecen de lo más reales, y cuando despierta no es capaz de diferenciar si han sido un sueño o no.

Además, hacen los movimientos del sueño mientras están dormidos. Por ejemplo, que sueñan que están en un partido de fútbol, pues venga a dar patadas. Si es un combate de boxeo, entonces tocan puñetazos. Con lo que implica todo ese movimiento en la cama, muchas veces compartida.

En el caso de mi padre, esta última semana ha soñado con su madre, cosa que le provocó un cacao mental de campeonato. Yo le recordaba que la abuela estaba muerta hace ya 20 años, y él me decía que ya lo sabía, pero al cabo de 5 minutos estaba diciendo que no había que dejarla sola. Otro sueño que no conseguía diferenciar de la realidad fue que le habían llamado para hacer la mili, con 82 años!!! Pues al despertar estaba todo enfadado porque creía que habíamos sido nosotros que le habíamos apuntado. Y que lo había pasado muy mal. Y cuando digo enfadado, es enfadado de verdad.

Y ahí está el otro problema. Que se enfada con mi madre por cosas que la pobre no ha hecho, sino que él las ha soñado. Es capaz de insultarla dios sabe por qué, hasta que se de repente se da cuenta que no tiene sentido. Pero ese “de repente” puede dilatarse mucho en el tiempo. Y la paciencia de mi madre no creo que sea infinita, sobre todo porque acaba exhausta por no poder dormir bien de noche.

Así que ya que ellos que le dicen nada al médico de cabecera (mi padre porque no quiere y mi madre por no llevarle la contraria), el jueves me voy a plantar en el médico y le voy a contar lo que le pasa, a ver si nos adelantan la visita al neurólogo.  A lo mejor necesita un cambio de medicación o un reajuste en las dosis. Al principio le pasaba algo parecido y con un cambio en las dosis se calmó.

Porque no puede ser que tengamos que aguantar esto hasta marzo, que es cuando tiene hora. Ni él aguantará en condiciones, porque no descansa cuando duerme, ni deja dormir a mi madre, ni está nadie tranquilo porque no sabemos cómo va a reaccionar la próxima vez que se despierte.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s