Entre dos frentes

Como ya he comentado alguna vez, a parte de que mi padre tenga parkinson, mi madre tiene algunos problemas de memoria, y 80 años. Eso hace que, a veces, sea complicada la relación con ellos, y entre ellos mismos.

No hay día en que no discutan por cualquier tontería, o por algo más gordo. Y no hay día que no vaya a estar con ellos y no se desahoguen conmigo: ” A que no sabes la última de tu padre? se ha dejado las llaves y dice que ha llamado al timbre mucho rato y que no le he abierto. Yo no estoy tan sorda” (que sí lo está, bastante) ” No veas la que ha montado tu madre esta mañana porque me he dejado las llaves y he tardado mucho en volver, pero es que me he cansado de llamar al timbre y no me ha oído”

Y qué hago yo en estos casos? Intento razonar con los dos, por separado, intentando hacerles ver que no puedo darles la razón porque no estaba, y que puede haber pasado tanto una cosa como la otra. No podría ser que mi madre estuviera en una zona de la casa donde no oyera el timbre? pues claro. Y no podría ser que mi padre se hubiera equivocado de timbre? por supuesto. A veces funciona, pero las pocas, y con mi padre más que con mi madre, que se ofende y dice que siempre le doy la razón a él. Tengo la impresión de que mi madre sufre algún síndrome del cuidador, mezclado con una edad avanzada, que hace que se ponga celosa. Quiere hacerlo todo, tener siempre la razón y ser la fuerte, pero no puede. Su cuerpo falla, y siendo realistas, su mente también está fallando cada vez más.

Pues como estas, múltiples, y casi cada día: que si no han oído lo mismo en el médico, que si se quiere ir a pasear solo, que si es un cabezota, que si se ha tomado o no la pastilla. Y no admiten ayuda, o por lo menos la que yo les doy. Quieren que les de la razón, y no sé hasta que punto es lo más adecuado en estas situaciones.

Admito que eso agota mentalmente y a veces acabo de los nervios y en un estado de tensión bastante importante. Hace unos días acabé con un amago de ataque de ansiedad, que por suerte supe controlar. Pero como cuidadora tengo que aprender a cuidarme yo, y no dejar que me afecte tanto. Aunque cuesta lo suyo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s