A por las matemáticas

Ya que mi padre decidió no seguir yendo a las clases de Gimnasia para las neuronas, hay que hacer lo posible para que sus neuronas sigan ejercitándose en casa. Y esta vez tocan las matemáticas.

El otro día vi en una papelería un libro de problemas de matemáticas, de estos para que los niños hagan ejercicios durante el verano. Se trata de problemas sencillos, en los que hay que hacer una multiplicación. Mi padre siempre ha sido más de letras, pero hay que practicar con los números.

Y le está funcionando. Se puede tirar horas con el cuadernito, haciendo multiplicaciones. Las hace, las borra, no está seguro, las vuelve a hacer, y cuando llego a casa, se las corrijo. A veces tiene problemas, se atasca en las multiplicaciones con números de más de dos cifras. Sabe cómo se hacen, pero de repente no es capaz de hacerlas: no recuerda cómo colocar los números, quiere sumar en vez de multiplicar,… Cuando se tranquiliza, las hace perfectamente.

Creo que ha sido buena idea comprarle ese cuadernito. En cuanto lo acabe, iré a por otro. Siempre es bueno ejercitar la mente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s