De viaje

Es la primera vez que mis padres salen de viaje desde que le diagnosticaron parkinson a mi padre. Si ya de por sí, lo de preparar las medicinas les pone de los nervios, esta vez los nervios fueron a más. Tanto que se olvidaron los parches de rotigotina.

Han tenido que ir a una farmacia a comprarlos. Y ahí ha empezado el problema. La receta electrónica no sirve fuera de la comunidad autónoma original. Mis padres no recordaban el nombre de los parches (mira que les recordé que se apuntaran todos los medicamentos) y me han llamado desde la farmacia. Esta tarde los tendrán, bajo pago de unos 160 euros, que es lo que cuesta la caja.

No sería de lo más lógico que la historia clínica y las recetas fueran accesibles desde cualquier parte del estado? Y si te pones malo estando de viaje? te tienes que pagar el médico? espero que no, porque sólo faltaría eso.

Cuando la enfermedad es crónica y los medicamentos totalmente necesarios, las recetas electrónicas son la mejor solución, eso y que todos los centros de salud tengan acceso a todas las historias clínicas. Aunque supongo que eso es fantasía cuando dentro de la misma ciudad, los especialistas no tienen acceso al historial de atención primaria

Anuncios

Un comentario en “De viaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s