Las fiestas

Por suerte o por desgracia, se acercan las fiestas navideñas, y a mi padre no le está haciendo demasiada gracia. Por diversas razones, casi todas relacionadas con el parkinson:

1.-Se descontrolan los horarios. Menos mal que su cabeza funciona mejor que al principio, pero lo de tenerse que tomar la pastilla y esperar media hora todavía le está dando algún que otro dolor de cabeza. Básicamente porque en estas celebraciones navideñas se puede estar comiendo a todas horas

2.- Le gusta beber un poco de vino, pero no es recomendable con todas las pastillas que toma, así que se tiene que aguantar con una copita y gracias, cosa nada fácil en estas situaciones. Ve a todo el mundo beber y él no puede.

3.- No todo el mundo es comprensivo, o simplemente se pasan la empatía por el forro. Más de uno de los que van a coincidir con nosotros va a insistir en que mi padre beba, en que lo de temblar es una putada, en que se está volviendo viejo,…. y mi padre lo sabe,y no le apetece tener que aguantarlo

Por qué estas fiestas navideñas no pueden ser simplemente momentos para disfrutar, tengas lo que tengas?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s