Recomendaciones del psicólogo

He decidido pedir apoyo psicológico. Ya que mi padre se niega a ir a uno porque “no está loco”, he ido yo.

Supongo que si el parkinson de mi padre se hubiera quedado en el temblor de manos, la cosa hubiera sido más fácil. Pero su aparente depresión, sus noches sin dormir, los cruces de cables, los cambios de humor… todo eso mina el ánimo de cualquiera, sobre todo si ese cualquiera va arrastrando problemas anteriores.

Y es normal que lo mine. De repente, tu padre, marido, … está enfermo, no dice cosas coherente, y sabes que tiene algo que no va a ir a mejor, sino a peor. Y no sabes a que velocidad. Pasas de ser hija a ser cuidadora, pasas de tener tu vida a tener que dedicar tiempo a cuidar de alguien, …

Los sentimientos de rabia, ira y cansancio están a la orden del día. Las emociones contradictorias que sientes hacen que te vuelvas loco: necesidad de descansar y sensación de no hacer lo suficiente, necesidad de divertirte y sentimiento de culpa por hacerlo,… Es normal, se está pasando un duelo por la enfermedad. Lo que no es normal es dejarse llevar por los sentimientos y emociones negativas.

Dependiendo de tu personalidad, el cúmulo de pensamientos negativos puede ser enorme, y eso hay que controlarlo para no caer en picado. La primera labor de un cuidador es cuidarse. Si tú no estás bien, como vas a cuidar a la otra persona.

Así que lo primero es darte cuenta de todo lo que estás haciendo, y plantearte si de verdad puedes hacer más. Pero de manera razonada y lógica, mirando pros y contras y pensando no sólo en el enfermo, sino también en ti. Tienes que plantearte si de verdad arreglas algo encerrándote y no yendo a divertirte. Tienes que guardar un rato para ti mismo y pasarlo bien. El cuidado se puede repartir, siempre se puede pedir ayuda externa en momentos puntuales.

Otra cosa que hay que hacer es hablar del tema con alguien de confianza. No es bueno guardarte todo, porque al final acabas explotando de una manera o de otra. Los amigos están para algo más que para divertirse, y seguro que alguien estará encantado de apoyarte y ayudarte en esta situación.

La última recomendación (aunque seguro que hay muchas más) es buscar información sobre lo que le está pasando al enfermo y a ti, y buscar ayuda. No se puede llevar esta carga solo por mucho que quieras hacerlo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s