Cruces de cables

A veces no sé si achacarlo al parkinson, a la medicación o a la edad, aunque hace medio año no le pasaban estas cosas.
Mi padre tiene algunos días bastante malos mentalmente hablando. No es que pierda la cabeza, ni que no sepa quién es, ni que no nos reconozca. Tiene lo que yo llamo “cruces de cables”
El otro día, por ejemplo, decía que no se podía duchar. Dentro de su cabeza tenía toda la lógica del mundo. Lleva unos parches de rotigotina, que se pone cada noche. Su lógica le decía que si normalmente se quita el del día anterior para ponerse otro en seguida, si se duchaba y se le caía, entonces la rutina quedaba rota, por lo tanto, no se podía duchar.
Intentar razonar con él llegó a ser desesperante, porque al cruce de cables hay que añadirle que siempre ha sido bastante cabezota y de ideas fijas. No le servía decirle que no pasaba nada si estaba un rato sin el parche, o que al salir de la ducha se le podía poner uno nuevo. Y no servía porque en su cabeza no existía esa posibilidad.
Logramos que admitiera como solución que se duchara justo antes de la hora a la que se suele poner el parche, pero nos costó varias horas y algunos enfados.
No es algo normal, desde mi punto de vista. Sé que con el parkinson se va perdiendo materia negra, que afecta a las neuronas, y por eso van fallando cosas. Pero cuesta ver como alguien que normalmente es capaz de razonar, a veces pierde esa capacidad por completo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s